“Water boys” seleccionada para un proyecto solidario de GPU en el Hospital CPDN para niños con parálisis cerebral y desarrollo neurológico de Belgrado, Serbia

Hay ocasiones en las que ser partícipe de un acto solidario tiene un valor mucho mas especial que cualquier premio, y si se trata de hacer felices a los niños, para mi, su valor todavía es mayor. Es por ello que os quiero contar que me siento feliz colaborando con una de mis fotografías, que ha sido seleccionada para un bonito proyecto.

Hace unos meses la organización Global Photographic Unión, de la que soy miembro desde hace unos años, lanzó una bonita iniciativa entre los miembros de todo el mundo que formamos la familia GPU, para donar 50 fotografías impresas y enmarcadas al Hospital Especial de Niños con parálisis cerebral y de desarrollo neurológico de Belgrado en Serbia. A esta iniciativa respondieron un gran número de socios de GPU, de entre las cuales se hizo una selección final de 56 fotografías de 46 fotógrafos de 20 países, por parte del director del Hospital CPDN, Mirjana Boskovic.

Se trataba se buscar fotografías que pudieran transmitir felicidad en el día a día de los niños en el hospital, así que envié mi fotografía “Water boys”, donde aparecen un grupo de niños indonesios jugando en el mar y mostrando una actitud de alegría y felicidad.

Pues bien, las fotografías ya han sido impresas y se están colocado en las paredes del hospital, y el director y el personal del centro han querido tener unas bonitas palabras hacia todos los que hemos formado parte de éste proyecto: Gracias de corazón por el gesto maravilloso y las espléndidas fotografías, “iluminar, colorear sus días y llevar una sonrisa a las caras de los niños”.

Quiero agradecer a GPU y en especial a Marija Milovanović Maksimović, GPU Secretary General, por tener esta iniciativa y por darme la oportunidad de participar en este bonito proyecto y proporcionarme las imágenes que ilustran esta entrada.

Un nuevo premio en A Photo Reporter International Biennial Photojournalism 2017

Se acaban de dar a conocer los resultados de la tercera edición de A Photo Reporter International Biennial Photojournalism 2017, donde he tenido el placer de ser premiado con una Mención de Honor FIAP (Ribbon FIAP), con mi serie “Devotion”, sobre la religión ortodoxa en Rumanía.

El concurso ha tenido el patrocinio de las siguientes instituciones: Federation Internationale de l’Art Photographique – FIAP,  Image Sans Frontiere – ISF, Global Photographers Union – GPU, Confederación Española de Fotografía  – CEF y Federació Catalana de Fotografía – FCF.

Este premio tiene un sabor especial para mi, no solo por haber tenido el honor de ser jurado en la segunda edición de 2015 de esta prestigiosa bienal de fotografía, sino porque ademas con los 9 puntos obtenidos, he logrado superar el objetivo que me marqué hace un año de superar los 500 puntos CEF, para acceder al máximo nivel de Maestro que concede la Confederación Española de Fotografía (Maestro CEF Oro), y que tendré el placer de recibir en el XXXI Congreso Nacional CEF, que se celebrará en Ceuta en octubre de 2017.